EL FRACASO ESCOLAR TIENE REMEDIO

 

Por segundo año consecutivo, la Asociación NOESSO, dentro de su programa de

prevención, ha desarrollado un proyecto de apoyo dirigido a jóvenes en situación o riesgo de exclusión social y escolar. Los diez participantes han conseguido obtener su titulación en ESO.

Afortunadamente quedaron atrás los tiempos en que el acceso al sistema educativo era un asunto reservado para unos pocos privilegiados. Hoy disponemos de un sistema público que garantiza el acceso a la formación en todas sus modalidades de manera universal, sin ningún tipo de exclusiones. Sin embargo, no es menos cierto que hay algunos jóvenes, que aunque tienen reconocido el derecho a la formación, sus historias personales, las condiciones familiares, o los contextos sociales en que se encuentran, dificultan, de hecho, su integración escolar. La experiencia nos dice que estos chicos cuando se ven frustrados y se identifican como fracasados empiezan a desarrollar una serie de conductas antisociales, como manera de exteriorizar su malestar, y efectivamente terminan excluyéndose del sistema educativo.

Fue a partir de este análisis donde tuvo su génesis el Programa de Prevención que en Septiembre pasado cerraba su segunda edición y que en Octubre ha iniciado su tercer año de andadura. En los dos pasados cursos el número de demandas superó tres veces el número de solicitudes que podían ser admitidas (40 sobre 12). Lo que es revelador de la relevancia y necesidad de programas como este.

Evidentemente esta iniciativa no puede pretender sustituir, ni tan siquiera obviar al sistema educativo, de ahí que el programa haya contado en todo momento con el conocimiento y la participación de la propia Delegación de Educación de la J. de Andalucía. Esta colaboración empezó en la tarea de identificar aquellos alumnos que presentaban más dificultades o que, previsiblemente, tenían menos posibilidades de avanzar en el Centro Educativo en el que, hasta entonces, estaban matriculados. Por otra parte, porque la propia Delegación ha facilitado la matriculación de estos alumnos en un programa de educación adultos para garantizar que la intervención formativa fuese reglada.

La intervención ha estado centrada en tres áreas de trabajo: por una parte, el apoyo académico orientado a la obtención de la titulación en ESO; por otra, en la realización de diferentes talleres desde los que desarrollar habilidades instrumentales; y, por último, el seguimiento psico-pedagógico individualizado y grupal para abordar las conductas disruptivas que fueron apareciendo.

Los resultados, un año más, han sido sorprendentemente positivos. El noventa por ciento de los chicos obtuvieron su graduación en ESO, al tiempo que experimentaron un cambio radical en sus conductas y actitudes. La experiencia nos lleva a reafimarnos en que el fracaso escolar no puede ser achacado, al menos de manera exclusiva, a los factores individuales, sino que una parte sustancial del éxito o del fracaso está asociado a circunstancias estructurales.

Los factores de éxito de esta intervención, aparte del esfuerzo, la motivación, la cualificación del equipo de profesionales que han participado en el programa, entendemos que están ligados, de manera especial, a la dimensión del grupo que ha permitido un trabajo y seguimiento personalizados, el apoyo psicológico que ha logrado modificar sustancialmente el autoconcepto y despertar las posibilidades de éxito y de conducta nuevas. Si tenemos en cuenta las dificultades iniciales de este grupo de alumnos, los avances experimentados son especialmente significativos.

La experiencia nos dice que atajar el fracaso escolar, relacional, personal, es posible, pero hacen faltan muchos más recursos para hacerlo efectivo. Nosotros podemos atender a 12 chicos de las 40 solicitudes que recibimos. La integración en los recursos formativos normalizados no cabe duda que es lo deseable, lo que ocurre es que hay personas que por sus circunstancias excepcionales, necesitan recursos e intervenciones específicas, porque de lo contrario, el sistema de integración termina siendo, de facto, un sistema de exclusión.

CONCEDEN EL PREMIO ARQUÍMEDES 2010 A ANTONIO BONILLA,

El pasado viernes, 21 de mayo, Tuvo  lugar en el Salón de Actos de la Diputación Provincial de Málaga el acto de entrega de los Premios Arquímedes 2010, una iniciativa de la Consejería para la Igualdad y Bienestar social, en favor de la inserción laboral de personas con problemas de adicciones. En esta ocasión, el premio de Almería recayó en Antonio Bonilla Cruz, socio y colaborador voluntario de NOESSO desde hace casi una veintena de años.

La noticia del reconocimiento público de Antonio la hemos recibido con una gran alegría dado que, aunque el mérito es suyo, a la persona la consideramos nuestra. Muchas felicidades a Antonio y a toda su familia. Su paciencia y capacidad para acoger a un montón de personas en periodo de reinserción a lo largo de estos años, sin engreirse ante los éxitos, ni salir corriendo y darnos portazo ante los episodios de fracaso, que de todo ha habido a lo largo de tantos años, hacen que el premio sea especiamente merecido.

El Programa Arquímedes es una iniciativa de la Consejería para Igualdad y Bienestar Social con la que se pretende favorecer la inclusión sociolaboral de personas con problemas de drogodependencias o afectadas por el juego patológico.

La medida que promueve este Programa es la concesión de subvenciones a Empresas Privadas, Corporaciones Locales y Entidades dependientes de las mismas, así como Organizaciones sin Ánimo de Lucro, por incorporar a sus centros de trabajo a personas que se encuentran en Centros de Tratamiento de Drogodependencias públicos o privados concertados con la Junta de Andalucía.

El Programa Arquímedes está promovido por la Dirección General de Servicios Sociales y Atención a las Drogodependencias, que regula el procedimiento de concesión de estas ayudas y es gestionado por las Delegaciones Provinciales para la Igualdad y Bienestar Social en coordinación con los Centros Provinciales de Drogodependencias. De este modo se quiere rendir un merecido homenaje a las Entidades colaboradoras de este Programa y muy especialmente a las empresas privadas que han contratado en el año 2009, se promueve la segunda edición de los PREMIOS ARQUIMEDES. 

La entrega de premios estuvo presidida por el Presidente de la Junta de Andalucía, D. José Antonio Griñán, además de la Consejera de Igualdad y Bienestar Social, el Presidente de la Diputación de Málaga, la Directora General de Servicios Sociale y Atención a las Drogodependencias, entre otros. Fue un acto cálido y festivo en el que Antonio estuvo acompañado por Carmen, su esposa, y Cecilia de la Fuente, la presidenta de NOESSO.

Desde NOESSO seguimos necesitando de Antonio, y de muchas otras personas con sensibilidad, que apuesten por facilitar el acceso normalizado al mundo del trabajo, pieza clave para la integración social de quienes van superando con éxito su proceso de rehabilitación.

Poemas para la vida

JARDÍN DE TUS ADENTROS

Deja la angustia del mañana

perderse por las aguas del olvido.

Si el pecho ha sido cabaña de temores

límpialo entero,

sin dejar ni rastro.

Que sea el remanso

jardín de tus adentros,

paseo de dulces bosques sosegados;

en las ramas más altas

de tus robles

pájaros suenen

con sus tenues flautas.

Blandas las formas

y tranquilo el sueño,

lo por venir

sin arcos tensos

ni agitadas lluvias

no ha de llenar el miedo

sus gigantes odres.

Sea tu fondo un camino

de paciencia serena.

(Juan José Ceba)

CREEMOS EL HOMBRE NUEVO

Creemos el hombre nuevo cantando,

el hombre nuevo de España cantando,

el hombre nuevo del mundo cantando.

Canto esta noche de estrellas

en que estoy solo y desterrado.

Pero en la tierra no hay nadie

que esté solo si está cantando.

Al árbol lo acompañan las hojas

y si está seco ya noe sárbol;

al pájaro, el viento, las nubes,

y si está mucho ya no es pájaro.

Al mar lo acompañan las olas

y su canto alegra los barcos,

al fuego, las llamas, las chispas

y hasta las sombras cuando es alto.

Nada hay solitario en la tierra

creemos el hombre nuevo cantando

(Rafael Alberti)

EL HOMBRE CREA UN ÁRBOL

El hombre crea un árbol.

Surge de su palabra.

El verbo entrado en tierra,

la voz bien enraizada.

Del fondo más oscuro

borota su forma clara.

El hombre inventa un árbol

de infinitas mañnas.

Dice el nombre y de pronto

todo se llena de ojos.

Los pájaros que sueña

despiertan en sus ramas.

El hombre crea un árbol.

Surge de su palabra.

(Juan José Ceba)

“La vida en juego” Donde pongo la vida pongo el fuego de mi pasión volcada y sin salida. Donde tengo el amor, toco la herida. Donde pongo la fe, me pongo en juego. Pongo en juego mi vida, y pierdo, y luego vuelvo a empezar, sin vida, otra partida. Perdida la de ayer, la de hoy perdida, no me doy por vencido, y sigo, y juego lo que me queda: un resto de esperanza. Al siempre va. Mantengo mi postura. Si sale nunca, la esperanza es muerte. Si sale amor, la primavera avanza. (Ángel González)

  “CUANDO UN ÁRBOL SE SUICIDA” Cuando un árbol gigante se suicida, harto de estar ya seco y no dar pájaros, sin esperar al hombre que le tale, sin esperar al viento, lanza su última música sin hojas —sinfónica explosión donde hubo nidos—, crujen todos sus huecos de madera, caen dos gotas de savia todavía cuando estalla su tallo por el aire, ruedan sus toneladas por el monte, lloran los lobos y los ciervos tiemblan, van a su encuentro las ardillas todas, presintiendo que es algo de belleza que muere. (GLORIA FUERTES)

“EN PAZ” Artifex vitae artifex sui Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida, porque nunca me diste ni esperanza fallida, ni trabajos injustos, ni pena inmerecida; porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje la miel o la hiel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales coseché siempre rosas. Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno: ¡mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno! Hallé sin duda largas las noches de mis penas; mas no me prometiste tan sólo noches buenas; y en cambio tuve algunas santamente serenas… Amé, fui amado, el sol acarició mi faz. ¡Vida, nada me debes! ¡Vida, estamos en paz! (AMADO NERVO)