,

NOESSO ASUME LA IGUALDAD DE GÉNERO COMO UN RETO A INCLUIR EN LOS TRATAMIENTOS DE ADICCIONES Y PROBLEMAS DE CONDUCTA

Los días 20, 21 y 22 de Noviembre, en la Casa de la Juventud de Vícar, el personal de la Asociación NOESSO se reunió con Patricia Martínez Redondo, feminista, educadora social y antropóloga, quien durante las tres sesiones intensas de trabajo consiguió hacernos comprender, desde la perspectiva de género, la realidad que vivimos hombres y mujeres.

Los mecanismos sociales y culturales que rigen las relaciones entre ambos sexos explican por qué la figura de la mujer, o el género femenino, se ha encontrado siempre en situación social de desequivalencia/subordinación: del modelo de socialización femenino/las mujeres se valora, en términos generales, el que prioricen las necesidades de los/as demás sobre las propias, el cuidado de la familia y, en definitiva, la dedicación al ámbito denominado privado, mientras que el modelo de socialización masculino conlleva que los hombres se dediquen al ámbito denominado público, siendo considerados los principales proveedores económicos de la familia y ocupando cargos de relevancia. Este sistema parece tambalearse actualmente con la presencia y visibilidad de las mujeres en múltiples ámbitos, normalmente resumida en su “incorporación al ámbito laboral”. Sin embargo, a lo largo de la formación en perspectiva de género y a través de las dinámicas realizadas, el personal de NOESSO ha logrado ir más allá de ese comentario simplista, y han cobrado conciencia de las sutiles presiones que se siguen ejerciendo sobre las mujeres y que se siguen tolerando porque están socialmente aceptadas hasta el punto de que se invisibilizan.

Ser conscientes de esto será un salto cualitativo en el tratamiento de los hombres y mujeres drogodependientes que acuden a los centros de NOESSO, en tanto que este enfoque provee de nuevas herramientas para capacitar a las personas para construir relaciones interpersonales sanas, lo que, entre otras cosas, evita la violencia de género. Las mujeres que se sienten libres, empoderadas, con autoestima, y que luchan por no estar sometidas al sistema de género, adquieren y entrenan más recursos personales para salir de la adicción y para mejorar sus vidas.

El género atraviesa, no sólo el ámbito de la drogodependencia, sino todos los ámbitos de nuestras vidas, y actuar teniendo en cuenta lo aprendido durante esta formación sobre perspectiva de género es un primer paso desde NOESSO para promover el cambio social que lleve a una sociedad más justa, basada en la igualdad entre mujeres y hombres.

El curso que se inscribe dentro del proceso de formación permanente de los profesionales que integran la entidad, y financiado con cargo a los créditos de formación de NOESSO, gestionados a través de la Fundación Tripartita, ha contado con la colaboración del Ayuntamiento de Vícar que ha cedido las instalaciones en el que ha tenido lugar.