Entradas

,

EL ABUSO DE DROGAS TRASTOCA EL MERCADO LABORAL EN EE UU

drogas3

La Reserva Federal alerta de que la adicción a los opiáceos y las muertes por sobredosis explican por qué los jóvenes trabajan menos

La principal causa de muertes en Estados Unidos entre los ciudadanos con menos de 50 años de edad no es el cáncer, el suicidio, los accidentes de coches ni la violencia por armas. Son las drogas. Las consecuencias de la adicción llegan hasta el punto de trastocar la lectura del dato de paro a la baja. Es la gran paradoja de este drama. Como explica la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, la mayor autoridad económica del país, el abuso de estupefacientes explica por qué la población activa se reduce.

Yellen hizo este razonamiento a raíz de la pregunta de un senador en la que le pedía le ayudara a entender la discrepancia que hay entre los puestos de trabajo vacantes y el ritmo actual de contratación.

La presidenta de la Fed, conocida por tener una sensibilidad especial hacia las cuestiones sociales que afectan a la economía, introdujo en ese momento otro argumento. En su comparecencia esta semana ante el Senado explicó que otro de los motivos que explican por qué la tasa de participación esté al nivel de hace tres décadas es por la crisis por la adicción de los jóvenes en edad de trabajar a los opiáceos.

Por tres razones. Por un lado, el consumo de drogas provoca que los jóvenes abandonen sus estudios y no se formen. Por otro, los adictos se apartan del mercado laboral. Y por último, debido al alto índice de suicidios por las depresiones y las muertes por sobredosis. La epidemia, añadió, golpea especialmente a comunidades que ya sufren serios problemas económicos y que se sienten desplazadas.

Las estadísticas que maneja la Fed, indicó, reflejan que muchos jóvenes en edad de trabajar no participan activamente en el mercado laboral por el consumo de medicamentos con receta y opiáceos. Es más, señaló que el incremento de muertes que se está observado es “extremadamente insólito”. “EE UU es la única nación avanzada en la que hemos visto algo así”, señaló, “es un problema desgarrador”.

*Fuente: El Pais

,

NOESSO, JUNTO A LAS FEDERACIONES FADAL Y ENLACE RECLAMAN UN CAMBIO PROFUNDO EN LA POLÍTICA DE DROGAS

CARTEL 2017

2017-06-26-PHOTO-00000071Con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, el movimiento asociativo que trabaja en la prevención, tratamiento y rehabilitación de adicciones, demandan nuevas políticas de drogas que prioricen la salud pública y los derechos humanos frente a la mera prohibición y criminalización de quienes las consumen.

Ante el fracaso de las políticas que criminalizan apostamos por políticas que previenen y que rehabilitan.

 El uso de sustancias con propiedades psicoactivas está ligada a la historia de la humanidad. Se han utilizado en todos los tiempos y por todas las culturas. Sin embargo la forma en que cada cultura las emplea y las regula puede acarrear muchas y muy diversas complicaciones.

El abordaje que ha predominada hasta ahora es el de prohibir su venta, perseguir a quienes trafican y criminalizar a las personas que las utilizan. A esto se destina el mayor esfuerzo en personas y recursos económicos en nuestro país. Baste solo un dato, para hacer visible el enfoque que damos a esta problemática. En Almería existe una población reclusa de 820 personas, de esta población se calcula que cerca del 50 % de estas personas, sus delitos están asociados directa o indirectamente al consumo y tráfico de drogas. Mientras tanto, solo contamos con veinte plazas concertadas en Almería, para el internamiento y tratamiento en comunidades terapéuticas de personas con problemas de adicciones.

2017-06-26-PHOTO-00000010Cuando se produce una condena susceptible de buscar alternativa a la prisión generalmente no es posible.

Aprovechando la celebración de este día hemos visitado a la Presidenta de la Audiencia Provincial Dª Lourdes Molina y al Juez Decano, Don Luís Columna, para hacerles partícipes de nuestras preocupaciones y pedir que se apliquen las medidas alternativas de ingreso a la prisión, y lejos de encontrar disparidad de criterios, en ambos casos hemos encontrado actitudes de acogida y agradecimiento por nuestra iniciativa. Las dificultades son de orden estructural. Cuando se solicita una plaza pública el tiempo de espera suele ser muy largo, y “cuando se dicta una sentencia la única opción que queda es aplicar la pena, en el recurso de que se dispone, la cárcel”, nos confesaba el Juez Columna.

La violencia de género, y las condenas por conducción bajo los efectos de las drogas dos de los delitos en alza, vinculados a las adicciones.

En este Día no podemos olvidar la brecha de género. La doble penalización social y familiar contra las mujeres. Cuando son consumidoras porque son víctimas de rechazo y, con frecuencia de malos tratos, desde su entorno más próximo, y cuando su rol es el de compañeras de hombres con adicciones, porque son igualmente objetos de abuso y violencia por parte de los mismos.

Por último señalar el aumento de los delitos donde el consumo de alcohol y otras drogas está por medio. No pedimos que se baje la guardia ante este tipo de conductas temerarias que tantas vidas se lleva por delante, pero sí que se multipliquen las herramientas educativas y preventivas, que prácticamente se han barrido con la llegada de la crisis.

Menos prisión y más recursos educativos y terapéuticos

 Nuestra alternativa es clara: Menos prisión y más recursos educativos y terapéuticos. No pedimos más recursos, sino que buena parte de lo que gastamos en represión administrativa y en mantener a personas privadas de libertad, con delitos asociados a su consumo y adicciones, lo empleemos en medidas restaurativas.

El coste diario aproximado de una persona ingresada en prisión, según un Informe de Consejo de Europa (2012) es de 1950 €, mucho más de lo que cuesta el tratamiento en una Comunidad Terapéutica, y las consecuencias y resultados no tienen parangón posible.

,

LA POLÍTICA DE DROGAS HA FRACASADO Y LA ALTERNATIVA ES CLARA: APOYA, NO CASTIGUES.

support

Con motivo del 26 de junio, Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, desde la Federación ENLACE, de la cual NOESSO forma parte un año más nos unimos a la campaña mundial Support, Don’t Punish (“Apoya. No castigues”), con el fin de promover unas políticas de drogas que prioricen la salud pública y los derechos humanos frente a la mera prohibición.

ANTE EL FRACASO DE LAS POLÍTICAS CRIMINALES…

El uso de sustancias con propiedad psicoactivas está ligado a la historia de la humanidad, ha existido siempre y siempre existirá. Las actuales políticas de drogas, surgidas en el siglo XX y consolidadas a través de tratados internacionales, se limitan a establecer prohibiciones a la venta y uso de estas sustancias. Esta “guerra contra las drogas”, ha tenido desastrosas consecuencias:

1. Criminalización de las personas drogodependientes. La mayoría de los fondos públicos se destinan a perseguir a las personas que se encuentran en los eslabones más bajos de la cadena del mercado de las drogas, en detrimento del desarrollo de programas de prevención, tratamiento y reducción de daños. Las personas drogodependientes, en muchos casos, acaban en prisiones donde no existen las misma posibilidades terapéuticas que en libertad. Se calcula que en Andalucía hay más de 10.000 personas en prisión por problemas relacionados con las drogas (unos 9.100 hombres y 900 mujeres), la mayoría cumpliendo condenas por delitos de baja o media gravedad.

2. Represión administrativa mediante multas a las personas usuarias de drogas. Pese a que el consumo de drogas no está prohibido en nuestro país, al tratarse de una conducta libre que no daña a terceros, la Ley de Seguridad Ciudadana, recientemente reformada en 2015 y justamente bautizada como Ley Mordaza, impone duras sanciones económicas a las personas usuarias de drogas.

3. Daños a la salud de las personas consumidoras y de la sociedad en general. Al estar perseguida la venta, las condiciones en las que las personas se ven obligadas a consumir son también clandestinas, la mayoría de las veces sin medios higiénicos y sin conocer la composición/adulteración de las sustancias, lo que ha supuesto muchas muertes y el contagio masivo de enfermedades infecciosas (VIH, hepatitis, tuberculosis…). Por otro lado, la falta de regulación también impide que muchas sustancias se usen con fines terapéuticos, pese a sus reconocidas propiedades.

4. Profundización de la brecha de género. Está comprobado que las mujeres tienen más dificultades en acceder a los recursos y visibilizar su adicción, por la doble estigmatización que sufre, como adicta y como mujer que no cumple el rol atribuido por la sociedad patriarcal. Al mismo tiempo, las mujeres que consumen drogas sufren con más frecuencia violencia de género.

5. Desarrollo de estructuras de corrupción que dificultan el buen funcionamiento de las instituciones democráticas. La existencia de un mercado ilegal, que provee de ingentes beneficios a poderosas organizaciones criminales, socava el papel de las instituciones democráticas en todo el mundo.

6. Empobrecimiento de las poblaciones más vulnerables y daños al medio ambiente. Las poblaciones campesinas de los países productores de drogas se ven forzadas a cultivar coca, amapola o marihuana bajo la extorsión de los narcotraficantes. Cuando los gobiernos intentan combatir estos cultivos mediante fumigaciones masivas, las áreas acaban deforestadas. En nuestro país, los barrios más empobrecidos también ven limitadas sus posibilidades de desarrollo.

… HAY ALTERNATIVAS.

Desde NOESSO y ENLACE planteamos:

1. Regulación y control de los mercados, empezando por el cannabis.
2. Prevención del uso abusivo, dotando a la población de herramientas para un consumo responsable.
3. Políticas centradas en el fomento de la salud y en la igualdad de género.
4. Mayores recursos destinados al tratamiento y la reducción de daños.
5. Fomento de la justicia restaurativa y abandono del uso masivo de la cárcel como herramienta de control social.
6. Disminución de los inaceptables niveles de desigualdad económica, mediante políticas redistributivas globales y estatales.

noesso- enlace

,

CONCLUSIONES DEL INFORME EUROPEO SOBRE DROGAS DE 2017

inf

España lidera las incautaciones de cannabis y cocaína en Europa

“Las modificaciones en la normativa sobre el cannabis introducidas recientemente en algunas regiones de América han despertado en Europa el interés de los responsables de la formulación de políticas y de la población”. Esta es una de las principales conclusiones que se puede extraer el Informe Europeo de Drogas 2017, recién publicado gracias a los datos del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (EMCDDA).

Estas son las principales conclusiones que podemos sacar:

conclusiones1 conclusiones2 conclusiones3

“En los 28 Estados miembros de la Unión Europea (UE) existe una gran diversidad de actitudes ante la regulación y el consumo del cannabis, debido a la coexistencia de planteamientos que van desde los modelos restrictivos hasta los modelos tolerantes con algunas formas de consumo personal.”. Por lo tanto hay un debate social en diferentes países de la Unión Europea, fomentado tal vez por los cambios en las regulaciones del consumo de cannabis en algunos estados de EEUU.

El cannabis sigue también muy de cerca al consumo de alcohol y tabaco entre los estudiantes europeos.

conclusiones4

 

También para analizar el problema de los opioides en Europa resulta relevante hacer una comparación con las novedades producidas en América del Norte. De los datos incluidos en este informe se deduce que, pese a que la situación general de la UE es diferente, existen algunos paralelismos. Los datos más recientes indican que la mayor parte de la demanda de nuevos tratamientos por consumo de opioides en Europa, aproximadamente el 80 %, está relacionada con la heroína.

Tanto en Europa como en América del Norte, preocupa y mucho la aparición de nuevos opioides sintéticos muy potentes, principalmente derivados del fentanilo. Desde 2012, cada vez son más las notificaciones relacionadas con estas sustancias y con los daños causados por ellas que recibe el Sistema de alerta temprana de la UE. Se trata de sustancias que se venden en los mercados online y en el mercado ilegal.

EN ESPAÑA

La prevalencia del uso de sustancias ilícitas en España ha sido relativamente estable en los últimos años, con aproximadamente un tercio de la población adulta consumiendo durante toda la vida una sustancia ilícita. El cannabis, seguido por cocaína, es la droga más  normalmente utilizada entre adolescentes y adultos menores de 35 años. Aunque los últimos datos confirman que la prevalencia del uso de ambas sustancias ha disminuido en los últimos 10 años, los niveles de consumo de cannabis y cocaína en España siguen siendo mayores que en otros países de la Unión Europea.

Las principales demandas de tratamiento, según se desprende de este estudio son por cocaína y cannabis, coincidiendo con las dos principales sustancias de mayor incautación en el país.

El número de incautaciones pone de relieve la presencia del cannabis en España. Somos el principal punto de entrada de la resina de cannabis producida en Marruecos (el 70% de la cantidad total incautada en Europa en 2015). Y también lideramos las incautaciones de hierba de cannabis.

 

conclusiones5

Lo mismo ocurre con la cocaína:conclusiones6Podéis consultar el documento completo en español AQUÍ