Entradas

,

LA FEDERACIÓN ENLACE EXIGE EL DESBLOQUEO DE LA DEROGACIÓN DE LA LEY MORDAZA

Una ley que recorta derechos y que genera inseguridad e indefensión del ciudadano ante la propia administración, que, eufemísticamente, se denominó como de “protección de la seguridad ciudadana”, no debe ser reformada sino derogada.

Cuando, en marzo de 2015, el Parlamento, con los únicos votos a favor del Partido Popular y la oposición del resto de los grupos, aprobó la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana, múltiples organismos nacionales e internacionales, instituciones, partidos políticos y un gran número de ciudadanos y ciudadanas consideramos como una actuación de urgencia la derogación de la misma en cuanto las mayorías parlamentarias lo permitieran.

Más de tres años después, la Ley Mordaza sigue en vigor, a pesar de los reiterados compromisos de quienes nos representan de que sería derogada. En estos días, se ha hecho pública la información de que se han desbloqueado en la Comisión de Interior los trabajos para su reforma (que no derogación).

Desde la Federación Andaluza Enlace exigimos que se retomen las mismas posiciones que se mantuvieron en el momento de su aprobación, y que no se maquille la ley con reformas puntuales que puedan dejar en vigor tantísimos artículos que atacan directamente las libertades y los derechos fundamentales de la ciudadanía. En palabras de Antonio Escobar, Presidente de Enlace, “no se trata de parchear una ley insostenible, sino de recuperar todos y cada uno de los derechos que la misma vulnera”.

 Hablamos de derechos básicos, como los de expresión, manifestación, reunión… pero también de una concepción de la autoridad que nos convierte, a la ciudadanía, en súbditos de las autoridades.

Pero muy especialmente, en el ámbito de las drogodependencias, en el que trabajamos todas las entidades federadas en ENLACE, consideramos de vital importancia que se legisle con criterios racionales, esto es: que se reflexione sobre las políticas prohibicionistas, y por tanto sobre la forma (actual e históricamente fracasada) de enfrentarse al fenómeno de las drogas, y, que, sin criminalizar a las personas consumidoras, se sancionen únicamente las conductas más graves. Y desde luego, siempre que esas conductas que se pretendan sancionar, efectivamente, pongan en peligro la seguridad ciudadana.

No queremos dejar de expresar nuestra preocupación por la falta de sensibilidad en relación con la incorporación social de las personas con problemas de drogodependencias, a las que se les ponen cada vez más trabas para enfrentarse a su proceso rehabilitador. Y en este punto, denunciamos que la Ley Mordaza eliminara la posibilidad de lograr la suspensión de las sanciones impuestas a personas que acreditaran su adicción e iniciaran tratamiento. Para Antonio Escobar, “este es un asunto irrenunciable, y reiteramos nuestra exigencia de que se recupere la suspensión, que no es un beneficio, sino una oportunidad que se debe seguir ofreciendo a las personas que consumen drogas”.

Nota.- El texto está íntegramente tomado de la Federación ENLACE.

,

¡NO MÁS MUERTES EN EL ESTRECHO! POR UN MEDITERRÁNEO SOLIDARIO

IMG-20170419-WA0001 (1)MEDIO CENTENAR DE ASOCIACIONES MUESTRAN SU DOLOR ANTE EL GOTEO CONTINUO DE VÍCTIMAS EN EL MAR

 

Un centenar de personas, convocadas por las entidades (Almería Acoge, Cáritas y Secretariado de Migraciones), a las que se unió la Plataforma “Almería Unidos Contra la Pobreza”, se dieron cita el pasado 18 de Abril en la Plaza del Educador de Almería, para mostrar su consternación ante las nuevas víctimas que se ha cobrado el Mediterráneo.

 

NOESSO, que forma parte de esta Plataforma contra la Pobreza, quiso estar presenten, una vez más, al lado de quienes no se resignan a dar la callada por respuesta ante las reiterada pérdida de vidas humanas en un Mediterráneo que juega la vez el rol de frontera y fosa para los emigrantes del Sur que intentan llegar a Europa.

Manifiesto:

“NO MÁS MUERTES PARA LLEGAR A EUROPA: POR UN MEDITERRÁNEO SOLIDARIO”IMG-20170419-WA0005 (1)

Para una niña de diez años, la vida tiene gusto a agua salada y gasóleo, la vida tiene gusto a agua del mar mezclada con gasóleo, y la muerte también.

Es la quinta vez este año en que la conciencia, la vergüenza que sentimos o el único recurso que nos queda ante la injusticia y la tragedia repetidas, nos animan a concentrarnos horrorizados ante la muerte en nuestras costas, a reunirnos avergonzados por el resultado criminal de este sistema basado en la injusticia y la sinrazón; por un sistema que condena a muerte periódicamente a quienes intentan salvar su vida, escapar de la guerra, del hambre, de la miseria, de la ausencia de libertad o de futuro; un futuro que año tras año les ha sido robado por quienes no ven en sus países a personas con necesidades y derechos, sino recursos naturales, lugares estratégicos o intereses económicos.

Nuevamente nos concentramos para gritar con el silencio, con el corazón y la palabra que tres personas han muerto injustamente mientras los más ricos, los más poderosos y los más locos de la tierra dedican sus esfuerzos a ver quién tiene la bomba más grande y los escrúpulos más pequeños.

Esta vez han sido una niña con apenas diez años, una mujer (su madre) y un hombre, quienes han visto sus esperanzas anegadas, un hombre, una mujer y una niña que han encontrado la muerte en este mar mediterráneo con gusto a agua salada, a gasóleo y a ese fuerte olor a podredumbre de un mundo insolidario y enfermo que les cierra las puertas, levanta alambradas y mantiene a la mayor parte de su población idiotizada por la manipulación y asustada con miedos irracionales a la diferencia, para camuflar lo que es simple temor a tener que repartir el cada vez más menguado estado de bienestar con que lo adormecen. Mientras la mayoría de la población mundial sufre y tiene que huir de su casa, la mayor parte del resto, del autodenominado primer mundo, permanece callada, contagiada por la insolidaridad, la desidia y la incompetencia de unos dirigentes incapaces de ocuparse de las personas, pero muy capaces de ocuparse del dinero.

Por eso nos concentramos nuevamente para manifestar públicamente de qué lado de la historia queremos estar. Quizá no podamos cambiar muchas cosas. No podremos salvar a esa niña, a su madre ni este último hombre, todos ahogados (y ya son 19 al menos en lo que va de año), no podremos cambiar la historia ni devolverles la vida, pero podremos mirarnos a la cara y decirnos que no apoyamos este sistema inhumano y asesino. Diremos, al menos, con nuestra repulsa, nuestra solidaridad, nuestro pesar y nuestra denuncia, que no apoyamos las leyes inhumanas que justifica este mundo enfermo.

patera

MI HIJO MUERE CADA TARDE EN EL MAR

Mi hijo tiene 18 años, y 26 y 32,
tiene todas las edades en las que hay fuerza, pasión y deseos.

Mi hijo sabe que la felicidad no consiste en tener cosas,
pero sabe que hay cosas imprescindibles.
Por eso no pospone su derecho a vivir, a habitar una casa humana,
a compartir con otros que siempre son sus semejantes su historia, su tristeza y sus sueños.

Mi hijo aprendió a aprender.
Mi hijo estudió, mi hijo trabajó en todos los oficios.
Mi hijo se respeta a sí mismo, respeta a su tierra, ama y es amado.
Mi hijo no nació para morir en el mar, ningún Dios lo castigó,
ninguna maldición lo obliga a ser esclavo.

A mi hijo lo mata cada tarde una forma de entender el mundo,
una manera criminal de gobernar
en la que el ser humano no es lo prioritario,
porque el hombre todavía no cotiza en bolsa,
porque los expoliados y olvidados no llenan los bolsillos
de los mil veces malditos que condenan a muerte a mi hijo
y luego besan con reverencia la moneda donde invocan a un Dios.
Con esa moneda que invoca a Dios
y con otras en que aparecen patrias,
los hombres que matan a mi hijo han comprado todas las perversiones y han cometido todas las ignominias.

Mi hijo es negro, es indio, es blanco, es pobre.
El mundo es suyo, no lo parí en Marte,
no nació con un destino animal porque nació humano.
Mi hijo, cuando muere cada tarde,
seguirá viniendo a esta costa de Europa y del mundo
con su mirada valiente y abierta.

Mi hijo no se rinde,
necesita hacernos comprender que sin él no estamos todos.
Mi hijo, cuando muere, nos deja empequeñecidos,
y él no quiere que su muerte haga desaparecer de la tierra
las palabras más hermosas y los conceptos que nos dignifican.
Mi hijo no puede seguir muriendo
porque con él está muriendo nuestra civilización”.

(Pilar del Rio)

 

,

NOESSO “UNA RED PARA SALIR DEL ENREDO”

La Asociación NOESSO (No Estás Solo), celebró su 25 Aniversario el pasado 28 de Octubre, en el Museo Arqueológico de Almería, haciendo memoria y justicia con las personas y entidades que han hecho posible que más de 11.000 personas hayan encontrado nuevas oportunidades para mejorar sus vidas.

photocall-noesso-25-aniv

El eslogan más repetido a lo largo de noche “Una red para salir del enredo” estuvo asociado al grabado con el que la Asociación premiaba a las personas y entidades que se han convertido en cómplices solidarios de NOESSO para que esta historia, repleta de historias de superación, haya sido posible.

El Acto que congregó a un gran número de usuarios, familiares, profesionales, socios, representantes de entidades, empresas, medios de comunicación, contó además con la presencia del Viceconsejero de Igualdad (D. Manuel Martínez), los delegados de Igualdad, Salud y Políticas Sociales (D. José María Martín) y el de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo (D. Miguel A. Tortosa), el Jefe Provincial de Trabajo e Inmigración (D. Juan R. Fernández), el Diputado Provincial, D. Ángel Escobar, los alcaldes de Vícar, D. Antonio Bonilla, y de Laujar, Dª Almudena Morales, entre otros.

“Sólo tú puedes hacerlo, pero no puedes hacerlo solo”

Con esta afirmación, reconocía el argumentario de la entrega de premios la necesidad de contar con la imprescindible implicación de la persona en situación de exclusión, pero además de la participación de toda una red de agentes, que se comportan como piezas de un puzle, sin la que no es posible sortear las trampas y resistencias de las adicciones, y por extensión de todas las personas que sufren situaciones de exclusión.

NOESSO, se aplicó asimismo, como entidad, la misma sentencia, y de ahí su deseo de hacer justicia y reconocer en todas y cada una de las entidades y personas premiadas, que el éxito no es propio, sino que, en todo caso, es un logro colectivo, y tuvo un cálido recuerdo para todos los premiados.

14560159_1973959962830623_3089312990572648542_o

Unos premios marcados por el agradecimiento y la reivindicación

El primero de los premios llevaba implícita una denuncia: cuando los índices de consumo y de adicciones nos dicen que cada vez es mayor la equiparación de hombres y mujeres, las mujeres que terminan pidiendo ayuda, apenas si representan el 10%. Esto significa que existe una gran mayoría de mujeres que padecen en silencio, de manera invisible, su dependencia. Con este reconocimiento no sólo se ponía en valor el espíritu de lucha y de superación de K. M. Ch., que son vitales para salir de una adicción, sino que venía a señalar el camino a tantas mujeres como se consumen en la sombra, sin atreverse a pedir ayuda.

La importancia del dolor en la piel del tejido social

NOESSO en sus premios quiso poner de relieve lo vital que resulta para una persona que “vive y ve la vida desde dentro de un pozo”, tener a alguien que le habla y le quiere, desde el otro lado, donde pervive la luz y la esperanza de que otra vida es posible. Así destacó la constancia y el cariño incondicional de unos padres (Hilario y Esperanza), el valor de la entrega voluntaria de toda una vida de Cecilia y de José Antonio, la profesionalidad de todo el equipo de la Asociación, en la persona de Miguel, el director de Tratamientos, el trabajo estratégico en red de la Federación ENLACE, el horizonte moral que supone un testigo y actor privilegiado de lo de lo mejor que hay en un ser humano, del Exdefensor del Pueblo (Chamizo).

El valor de los recursos, públicos y privados

Por otra parte la Asociación quiso dejar patente que el éxito de toda esta trayectoria sólo se entiende desde la complicidad y de los recursos con los que ha contado. En primer lugar por parte de la Administración que tiene mayores competencias, la Consejería de Igualdad y Políticas Sociales (representada por el Viceconsejero), de las entidades que financian, poniendo 04de relieve el liderazgo sin parangón de la Obra Social de la Caixa, de las empresas que contratan (Cooperativa Vicasol).

Por último, NOESSO quiso expresar un emocionado y agradecido reconocimiento para los municipios en los que tienen ubicada su red de centros, representados en el evento por D. Antonio Bonilla (alcalde de Vícar) y Almudena Morales (alcaldesa de Laujar de Andarax), destacando la acogida y la ayuda recibida de parte de estas instituciones locales.

Relevancia estratégica del papel del Tercer Sector

La velada contó además con la Conferencia “Perspectivas y estrategias actuales del III Sector: Entre el Estado y el Mercado” a cargo de D. Miguel Ángel Cabra de Luna, Director de Relaciones Sociales e Internacionales y Planes Estratégicos de la Fundación ONCE). En su exposición presentó la importancia de un sector no lucrativo, movido por la fuerza la solidaridad, que da empleo a 635.000 personas, que supone el 1,5% del PIB y en el que se entregan desinteresadamente más de un millón de voluntarios. Un sector, en definitiva, del que el Estado no podría prescindir como factor de participación y de cohesión social en ninguna circunstancia, pero menos aún en este tiempo de crisis donde 13 millones de personas viven en situación o riesgo de exclusión social.

0607