Entradas

,

MANIFIESTO DEL 1 DE DICIEMBRE DE 2017 – DIA MUNDIAL DE LA LUCHA CONTRA EL SIDA

dia_mundial_contra_sida

Indetectable es igual a intransmisible

Con motivo del 1 de diciembre, , la Federación Andaluza ENLACE, a la cual pertenece nuestra Asociación NOESSO, reclama una vez más un mayor compromiso de los poderes públicos en la respuesta al VIH-Sida en nuestro país y en todo el mundo.
A pesar de que existen estrategias preventivas que han demostrado suficientemente su efectividad para evitar la transmisión del VIH, España sigue siendo el país de Europa con mayor prevalencia, llegando a ser infectadas por este virus 10 personas al día. El problema afecta especialmente a aquellos sectores de población más vulnerables: personas con problemas de adicciones, privadas de libertad, inmigrantes en situación administrativa irregular, etc…

La Comisión Europea autorizó la comercialización en Europa de la PreP (Profilaxis pre Exposición) en agosto de 2016 por sus resultados positivos, pero esta herramienta continúa bloqueada institucionalmente. “Con una respuesta firme por parte de las Administraciones y el compromiso de las entidades, podremos conseguir el objetivo de ONUSIDA, el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, de poner fin a la epidemia del Sida para el año 2030”, ha señalado Antonio Escobar, presidente de ENLACE. “Hacemos un llamamiento también a la industria farmacéutica para que baje los precios y no impida la introducción de genéricos”.

Las entidades que trabajamos en el ámbito del VIH y Sida demandamos:
• La implementación de la PrEP de manera urgente.
• Acceso universal a la prueba para la detección precoz del VIH.
• Acceso a tratamientos preventivos.
• Acceso a tratamiento antirretroviral y para la Hepatitis C para toda la población, incluyendo a inmigrantes en situación administrativa irregular y a la población privada de libertad.

Mediante la implementación de estas medidas podemos conseguir la indetectabilidad del VIH, que se produce cuando la cantidad de virus existente en la sangre es prácticamente nula. Digamos alto y claro que indetectable es igual a intransmisible y por tanto, este objetivo debe ser una prioridad tanto para las organizaciones que trabajamos en VIH, como para las administraciones sanitarias.

Además, debemos ser conscientes de las implicaciones que el estigma y la discriminación tienen en la salud pública, ya que actúan como promotores de la invisibilidad del VIH, dificultando el desarrollo de programas de prevención y control de la infección. Por ello, es necesario que las políticas de respuesta a la infección por VIH también contemplen estas implicaciones, así como una ley de igualdad de trato y no discriminación que incorpore a nuestro ordenamiento jurídico la no discriminación por enfermedad.
En cuanto a las personas en prisión con VIH, “la prevalencia del virus ha sido de 5,2% en 2016. La infección parece mostrar una tendencia descendente en los últimos años, aunque el porcentaje de la población reclusa infectada continúa siendo mayor que el del resto de la población. Estos datos no hacen más que señalar la necesidad de seguir avanzando en programas de prevención; hace falta un compromiso institucional claro y unánime para erradicar de una vez por todas esta infección”, ha afirmado Antonio Escobar.

Federación Andaluza ENLACE

ACTO CENTRAL CONCENTRACIÓN-CADENA HUMANA

MANIFIESTO:

LAS  ENTIDADES  DE  DROGODEPENDENCIAS,  ADICCIONES  Y  EXCLUSIÓN  SOCIAL  MANIFESTAMOS  LO SIGUIENTE:

La mala gestión de las políticas en el actual contexto de crisis nos está llevando a un general retroceso del Estado del  Bienestar y a un verdadero vaciado de Derechos Fundamentales que a todos y todas nos parecían incuestionables. En España los últimos datos nos indican que la brecha entre ricos y pobres está aumentando a pasos agigantados, incrementándose cada día las cifras de personas en situación de pobreza.

La respuesta que se está dando desde lo público, en general, no deja de ser incoherente pues, precisamente en momentos como éste, es cuando más necesario se hace el despliegue del Estado del Bienestar, que en base al principio de  solidaridad, procura garantizar que todas las personas tengan las mismas oportunidades y puedan acceder a los mismos  servicios básicos. Lejos de esto, las inversiones públicas se apartan de los sectores más excluidos, que cada día aumentan, retirándoles la protección, y por el contrario, vuelven a centrarse en los poderes económicos, que precisamente son los causantes de la catastrófica situación en la que hoy en día nos encontramos.

El  Estado  está  recortando  en  Justicia  Social  y  en  Derechos  Humanos,  viéndose  afectada  la  propia Democracia. Conocemos a diario cierres de recursos públicos; recortes en servicios sociales, educativos, sanitarios; reformas, como la laboral, que perjudican y empobrecen a la clase trabajadora o la anunciada respecto al derecho de reunión o manifestación. Paralelamente, se anuncia la reforma del Código Penal, que vuelve a ensañarse con las clases más desfavorecidas, frente a la patente permisividad de la delincuencia de cuello blanco que puede llegar a provocar situaciones sociales catastróficas.
 

En momentos como los actuales,  las personas acuden a menudo a refugiarse en las drogas o en otro tipo de adicciones, llegándose a situaciones de desesperación extremas que pueden conducir a intentos de suicidio (cuyo índice ha aumentado).  Pese a ello, los Gobiernos han hecho efectivos o prevén recortes de tal calado que están poniendo en  grave peligro la permanencia de la red de recursos destinada a mejorar la situación de estas personas a través de un tratamiento específico de su problema. Ello revierte en un empeoramiento de su salud que, a la postre, provoca un mayor coste al sistema sanitario.

La tendencia es a reducir servicios sociales desde lo público y, en los pocos que se financien, utilizar sistemas en los que primen exclusivamente criterios económicos, dejando en manos de empresas lucrativas la situación de las personas más desfavorecidas o, incluso, a merced de la caridad y del voluntariado no profesionalizado.

Nos oponemos a que estas políticas continúen y se extiendan, pues provocan una mayor exclusión social en nuestras  ciudades y pueblos. En materia de drogodependencias, se corre el riesgo de perder la amplia red de recursos   desarrollada,   que   ha   permitido   el   abordaje   de   la   problemática   socio-sanitaria   de   la   persona drogodependiente  desde su entorno, concibiéndola como sujeto de derechos, merecedor del máximo respeto y como objeto de las intervenciones sociales ajustadas a su situación. Supondría un retroceso sin parangón que todo este  trabajo quede ahora  limitado a  la  dispensación de medicamentos y  el  encarcelamiento de los  pequeños eslabones de las redes mafiosas.

Pedimos un cambio radical en las políticas socioeconómicas centradas en los recortes que están siguiendo nuestros  gobiernos y se sustituya por una política dirigida a mantener la red de servicios sociales, educativos, sanitarios y de  atención a las drogodependencias, a paliar las desigualdades sociales y a realizar inversiones que propicien el empleo y la actividad económica.

Defendemos las políticas basadas en la JUSTICIA SOCIAL.

NO MÁS POBREZA   AL APOYO DE LAS CLASES DESFAVORECIDAS
NO MÁS RECORTES   A LA ATENCIÓN INTEGRAL DE LAS DROGODEPENDENCIAS
NO AL CIERRE DE RECURSOS Y SERVICIOS SOCIALES   A LA INCLUSIÓN SOCIAL
NO A LA CONDENA DE NUESTRA JUVENTUD   A LA RACIONALIZACIÓN DEL GASTO DE LA CLASE POLÍTICA
NO A LAS POLÍTICAS EXCLUYENTES  

SI QUIERES SUSCRIBIR EL MANIFIESTO PUEDES HACERLO A TRAVÉS DE NUESTRA WEB:
www.f-enlace.org