Entradas

,

ENTREVISTA CON NUESTRO DIRECTOR CON MOTIVO DEL 26 DE JUNIO – DÍA INTERNACIONAL DE LA LUCHA CONTRA EL USO INDEBIDO Y EL TRÁFICO ILÍCITO DE DROGAS

,

INVISIBLES, DOBLEMENTE DISCRIMINADAS

 MUJERS 2Las entidades de drogodependencias denuncian la invisibilidad de las mujeres consumidoras de drogas

 En el Día Internacional de la Lucha contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, UNAD, la Red de Atención a las Adicciones y la Asociación NOESSO (No Estás Solo, miembro de la misma, queremos reivindicar la situación de las mujeres consumidoras de drogas en nuestro país.

Desde la red, denunciamos la invisibilidad y la doble discriminación a la que se ven sometidas las mujeres por el hecho de consumir drogas y por ser mujer.

Las mujeres se encuentran con dificultades para acceder a los tratamientos de drogodependencias actuales ya que los recursos y los programas están pensados para los hombres. El sistema no atiende de forma adecuada a las mujeres con problemas de adicciones. Sirva como ejemplo la insuficiente de atención que existe hacia el consumo de psicofármacos en mujeres, una realidad mucho más frecuente en ellas que en ellos.

Coincidiendo con este 26 de junio, queremos que la sociedad sepa que un alto porcentaje de las mujeres con problemas de adicciones ha sufrido o sufre algún tipo de violencia de género. Y esto sin olvidarnos de que su adicción actúa como una limitación para el acceso a los recursos de acogida de la red de violencia de género, lo que pone en clara evidencia la urgente necesidad de coordinación entre la red de atención a las adicciones y la red de violencia de género.

La situación se agrava en los centros penitenciarios, donde las mujeres representan el 8% de la población reclusa. Y entre ellas, las mujeres con problemas de adicción suman un tercer factor de discriminación, debido a su condición de privación de libertad en unos centros que tampoco están adaptados a sus necesidades.

Advertimos también que en los contextos de ocio se continúa penalizando el consumo de drogas por parte de la mujer a causa del prejuicio social y del estigma, considerándose este consumo como un atenuante para los hombres y un agravante para las mujeres en los episodios de violencia sexual.

Desde la Asociación NOESSO constatamos esta realidad discriminatoria hacia la mujer consumidora de drogas en nuestro entorno provincial y reivindicamos una mayor visibilización de esta situación. Al menos el 80% de las mujeres con adicciones no acceden a la red de recursos, y en muchos casos ni se atreven a ponerle nombre a su problema, y menos aún a compartirlo con sus familiares y amigos.

Todas estas realidades continúan siendo consecuencia de un sistema de valores patriarcal. Desde UNAD pedimos un rediseño de los recursos y programas actuales para que se adapten a las necesidades de las mujeres. Demandamos más profesionales con formación en perspectiva de género para que, desde un primer momento, las mujeres con problemas de adicciones reciban un trato adecuado y respetuoso desde un clima de confianza y en un espacio seguro.

 

CARTEL DIA 26 JLa Asociación NOESSO corrobora la discriminación existente.

La Asociación No Estás Solo viene trabajando en el ámbito del tratamiento de las adicciones desde 1990. Cuenta con una red de centros y programas para hacer frente a las adicciones que van desde el tratamiento ambulatorio, el abordaje en Centro de Día, en su Comunidad Terapéutica y en las Viviendas de Apoyo a la Reinserción.

Durante el último ejercicio pasaron por alguno de sus programas un total de 1750 personas en las áreas de Adicciones, Menores con Trastornos y de Inserción Laboral. Sin embargo, como reflejan los datos nuestra Memoria de Actividades, mientras que en el Área de Empleo las mujeres atendidas suponen el 70%, en el de Adicciones apenas llegan al 8%. Este dato revela la denuncia que hacemos desde UNAD.

Por último, señalar que todos los centros de NOESSO hace una década que dejaron de estar destinados a hombres, como se ha impuesto en buena parte de los centros residenciales que atienden a personas con adicciones, para convertirse en programas mixtos.

UNAD, la red más importante para el tratamiento de adicciones de Europa

UNAD es la mayor ONG de Europa dedicada a la atención de las personas con problemas de adicciones y está integrada por más de 260 entidades repartidas por todo el Estado. Esta red desarrolla anualmente más de 2.000 programas, de los que se benefician alrededor de 1.200.000 personas.

,

LAS ENTIDADES ANDALUZAS DE ATENCIÓN A LAS ADICCIONES REALIZAMOS 15.000 INTERVENCIONES EN EL PASADO AÑO 2016

Del total de personas atendidas, la mayoría de ellas tenía entre 26 y 44 años de edad, siendo muchas consumidoras de varias sustancias.

Noesso como entidad miembro de la red UNAD-Andalucía y ENLACE da a conocer las conclusiones del estudio sobre el perfil de las personas atendidas por problemas de adicciones durante el pasado año 2016. Este estudio, en el que han participado un total de 64 entidades, ha sido coordinado por UNAD (Unión de Asociaciones y Entidades de Atención al Drogodependiente) en colaboración con el Colegio de Sociólogos de Madrid y gracias al apoyo del Plan Nacional Sobre Drogas (Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad).

Entre las conclusiones recogidas de 15.000 intervenciones realizadas en servicios prestados por las entidades de intervención psicosocial de UNAD, destaca que la franja de edad más atendida es entre 26 y 44 años (55%), que consumen varias drogas en el 75% de los casos. En el caso de los hombres, el tiempo de consumo es superior a los 11 años en un 48%, mientras que entre las mujeres oscila entre 6 y 10 años (36%). Entre las mujeres más jóvenes, de entre 16 y 25 años, está aumentando ligeramente el porcentaje, lo que puede significar dos cosas: una mejora del acceso a los recursos para las mujeres o un aumento del consumo entre las mujeres jóvenes.

La mayoría de las personas usuarias han sido atendidas en recursos asistenciales, seguido de los servicios de asesoramiento jurídico.

Respecto a las sustancias consumidas, se mantienen las tendencias de consumo que ofrecen otros estudios estadísticos y, obedeciendo a diferencias de género ya detectadas, los hombres consumen más sustancias ilegales y las mujeres superan ligeramente a los hombres en problemas con el alcohol, cuadriplicándolos en cuanto a ansiolíticos y somníferos.

Concretamente, en lo que se refiere a quienes recibieron atención por primera vez en 2016, las mujeres superan a los hombres en el consumo de alcohol en un 31%, tal y como indicábamos. Un 17% de ellas son usuarias de ansiolíticos o somníferos, mientras que entre los hombres se demanda mayor asistencia debido al consumo de cocaína (27%) y cannabis (17%).

El capítulo dedicado a las adicciones sin sustancia sitúa en primer lugar la adicción al juego (43% de las personas atendidas). Además, durante estos últimos años, estamos viendo que la adicción al teléfono móvil cobra importancia, llegando a ser un problema para un 32% de personas. Los videojuegos e internet son la causa de la solicitud de asistencia para el 10% y 6% respectivamente de usuarios y usuarias. En este grupo también se observan claras diferencias de género. Entre las mujeres destaca la adicción al teléfono móvil (50%), mientras que entre los hombres es más frecuente el juego patológico (52%).

En la red UNAD Andalucía destaca la importante labor de asesoramiento, apoyo y acompañamiento a las familias de las personas con problemas de adicciones que realizan las entidades andaluzas, y un problema común entre más de la mitad de las personas atendidas: el desempleo, y en consecuencia, los problemas económicos derivados.

,

LAS ADICCIONES NO SON “COSA DE HOMBRES”

La Asociación NOESSO presenta un Proyecto de creación de plazas de Emergencia Social para el tratamiento terapéutico de mujeres con problemas de adicciones en Comunidad Terapéutica.  

La Asociación NOESSO visita al Diputado delegado del Área de Bienestar Social, Igualdad y Familia, de la Diputación Provincial, D. Ángel Escobar. Al acto asistió por parte de la Diputación, además del diputado, la Coordinadora General de Bienestar Social, Dª Mª de los Ríos, y por parte de la Asociación, su presidenta, Mª Luisa Martín, el Cslider-cuadrado-2oordinador Terapéutico de la C. Terapéutica, José Luís Valverde, y el Director de la entidad, Juan S. Miranda.

Las mujeres con problemas de adicciones están invisibilizadas  y son más penalizadas, familiar y socialmente, que los hombres.

En la entrevista la asociación NOESSO presentó un proyecto de tratamiento de mujeres en situación de emergencia social, con problemas de adicciones. Se pretende así para hacer frente a dos factores que está castigando doblemente a las mujeres con problemas de adicciones: la invisibilidad, acompañada, muchas veces de violencia, y la falta de acceso a la red de recursos, públicos y privados, para afrontar su adicción.

 El perfil de las adicciones ha cambiado, pero la red está pensada para atender a hombres.

La historia viene de muy atrás. Es a mediados de los años 80 cuando se ponen en marcha los dispositivos que hoy conforman la red asistencial de atención a las drogodependencias. En aquellos momentos centenares de jóvenes, hombres la inmensa mayoría, padecieran una adicción a la heroína, entonces, que les llevaba a perder la salud, la libertad, el trabajo, la familia, y, para muchos, la vida.

Con el paso del tiempo, la llegada del VIH y muchas otras razones, hicieron que la heroína fuera perdiendo protagonismo, ante la aparición de a otra droga, aparentemente más inofensiva, y ligada, no a la pobreza y la exclusión, sino al éxito y las clases medias/altas.

El paso de los años ha dejado algo más que  evidencias de las consecuencias que la cocaína, mezclada con alcohol y otras muchas sustancias tóxicas. Hoy, cuando se han ido ganando batallas a la muerte por VIH, los perfiles de policonsumidores, y con patología dual son el público que llena nuestras comunidades terapéuticas.

Por último, es preciso señalar, que además de la evolución de los patrones de consumo, también ha ido cambiando el perfil de los consumidores. Si inicialmente caían sobre todo jóvenes, sin cultura, y con frecuencia ligados a ambientes marginales y,  en la inmensa mayoría de los casos, hombres, en estos momentos el perfil de las víctimas es bien diferente.

La salud, y el tratamiento para afrontar ésta y todas las patologías, no puede tener, ni depender, del género.

Lo verdaderamente llamativo de este momento es que, cuando la prevalencia en los consumos de hombres y mujeres ha alcanzado casi la equiparación en número de personas afectadas, de cada 100 personas que llegan a los dispositivos de tratamiento, solo 10 son mujeres, y el resto hombres.

Nuestra hipótesis, apoyada en la experiencia de 26 años de abordaje de esta problemática es que las mujeres con adicciones están invisibilizadas, son mucho más penalizadas familiar y socialmente que los hombres y de ahí que padezcan su adicción en solitario, siendo víctimas de su dependencia , y, en muchos casos, de la violencia de su entorno. Sea o no acertada nuestra hipótesis, lo que es incuestionable es que hay miles de mujeres en la sombra, invisibles, atravesando patologías gravísimas sin recibir tratamiento alguno.

Es preciso facilitar la incorporación de la mujer a los tratamientos, en pie de igualdad a los hombres.

DSC_3279-2En NOESSO hace varios años que nos dimos cuenta de la gravedad de la discriminación existente para con las mujeres que padecen alguna adicción. Esta realidad nos llevó a tomar varias decisiones estratégicas, que cambiaron en gran medida el rumbo de nuestro modelo de intervención. Varias son las líneas de trabajo emprendidas:

1.Iniciar una línea de formación y de investigación que nos llevase a descubrir la realidad de las mujeres con adicciones.

2.Ponernos a trabajar en el diseño de un Plan de Igualdad de Género, que afrontara la presencia de la violencia machista en los entornos de las personas consumidoras.

3.Convertir todos los centros exclusivos, para hombres, en centros para el tratamiento de las adicciones mixtos.

4.Incorporar, de manera transversal, el abordaje de la perspectiva de género en los tratamientos, para afrontar la presencia de la desigualdad, y la violencia a ella asociada, en los tratamientos terapéuticos.

5.Asumir el compromiso ético de predicar con el ejemplo, procurando formar equipos multidisciplinares paritarios, así como tender a esa paridad en los cargos de responsabilidad y en la propios órganos directivos.

6.Adoptar medidas de conciliación de la vida laboral y familiar de los profesionales que trabajan en NOESSO.

Es el momento de ajustar (hacer justos) los dispositivos de nuestras redes para que sean accesibles a todos/as.

La Asociación NOESSO le presentó a la Diputación, como entidad que coordina el Centro Provincial de Drogodependencias, una doble propuesta, que contiene, un objetivo doble:

  1. Promover la visibilidad y la toma de conciencia de estas mujeres, para que pidan ayuda.
  2. Disponer de dos plazas en Comunidad Terapéutica, de emergencia social para el tratamiento de las adicciones de mujeres en situación de exclusión social, en tanto se les concede una plaza pública.

Evidentemente, para llevar a cabo la actuación solicitamos la creación de dos plazas de emergencia social para mujeres con problemas de adicciones en situación o riesgo de exclusión social. NOESSO, por su parte, se compromete a financiar 1/3 del coste de estas plazas.

 

,

LAS MUJERES CON PROBLEMAS DE ADICCIONES ASUMEN LA VIOLENCIA, SON ESTIGMATIZADAS Y NO DENUNCIAN EL MALTRATO

Con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, la red UNAD, de la que la Asociación NOESSO forma parte, quiere dar visibilidad a la situación que sufren las mujeres con problemas de adicciones, una realidad marcada por la discriminación en  todos los ámbitos, que condena a la mayoría a la más profunda injusticia.

Las mujeres con problemas de adicciones son especialmente vulnerables ya que muchas han pasado por situaciones complejas en sus vidas como abusos en la infancia, exposición a la violencia, maltrato de todo tipo y, a menudo, muestran un gran sentimiento de culpa y una baja autoestima.

La red UNAD quiere advertir que, actualmente, son muy pocos los recursos de atención a las adicciones que tienen en cuenta las necesidades de las mujeres. Tampoco existen programas específicos pensados para ellas, por eso consideramos imprescindible darles visibilidad y tenerlas en cuenta a la hora de diseñar las políticas de drogas. En definitiva, solicitamos con urgencia programas específicos para las mujeres con problemas de adicciones.

Por otra parte, queremos destacar la importancia de aumentar el número de trabajos e investigaciones que aborden la  presencia de la violencia de género entre las mujeres con problemas de adicciones.

Actualmente, soportan una situación de completa indefensión ya que por una parte, la red de atención a la drogodependencias no cuenta con herramientas para atender la violencia de género. Por otra, los recursos de atención a las víctimas de violencia de género no se ocupan de las mujeres con problemas de adicciones.

UNAD quiere advertir que estas mujeres asumen la violencia, padecen el peso del estigma y apenas denuncian el maltrato. Por ello pedimos que se adopten protocolos y medidas efectivas para tratar a unas víctimas tan silenciosas, como socialmente silenciadas. A un colectivo que merece atención, protección y plenas garantías por parte del Estado.

Desde Noesso también nos sumamos a #NosotrasParamos, así como a las movilizaciones convocadas en España y el Mundo para este 8 de Marzo.

IMG_6815 IMG_6816 IMG_6824 IMG_6826