Más de 3.000 personas han sido apoyadas por alguno de los programas de NOESSO

6 julio de 2022. Almería. Recientemente se ha realizado la Asamblea General de la Asociación NOESSO con quorum de votos. En esta sesión se presentaron los datos más destacados de la Memoria General de Actividades 2021.

 

2021, un año con un excelente impacto social

Juan Sánchez y Miguel Martín hicieron un recorrido por los acontecimientos y resultados de la memoria general de la Asociación durante el ejercicio 2021 y se destacaron los resultados obtenidos: más de 3000 personas se han beneficiado y han podido verse apoyadas por alguno de los recursos y programas de la entidad.

Se aprobó el informe positivo sobre las cuentas. Como hechos más relevantes se señala que ha habido un aumento significativo, respecto de lo previsto en los ingresos de comunidad terapéutica, debido a que la Consejería de Salud concedió un total de 10 plazas, además de las que tenía concertadas, para tratar de rebajar las listas de espera que con el COVID 19 se habían producido.

La aplicación de la Reforma laboral traerá mejoras salariales al tiempo que habrá que “apretarse el cinturón”

Se informa a la Asamblea de la repercusión que tiene la aplicación de la Reforma Laboral de finales de 2021, así como de las negociaciones que, en este sentido, se están llevando a cabo  entre las personas con representación sindical y las que representan a NOESSO. Esto significará un ajuste de ratio de personas y puestos conforme a las exigencias de los diferentes contratos públicos que NOESSO tiene firmados. Se informa que a la hora de renovar o no, dichos contratos, será necesario hacerlo en función de su rentabilidad social y también de su viabilidad económica. Por otra parte, se informa que se producirá una reducción de puestos que no sean imprescindibles.

Seguimos apostando por un compromiso con la sostenibilidad y la autoproducción de energía limpia.

Por otro lado, se trató el tema de la solicitud de un préstamo para la instalación de placas fotovoltaicas en Comunidad Terapéutica y Centro Paco Fernández. Plan de amortización en cinco años, en base al ahorro en el consumo eléctrico.

El Plan Operativo 2022 en clave de continuidad pero acompasando nuestra actuación a las necesidades de las personas

Se destacan la línea de continuidad de la entidad en relación con años anteriores, dado que tomamos como referencia el Plan Estratégico vigente 2020-2023, al mismo tiempo que algunos aspectos novedosos como la necesidad de caminar hacia la diversificación de tratamientos en Comunidad Terapéutica, con un plan de ampliación de espacios para subdividir por grupos de pacientes con o sin patología dual, para facilitar la respuesta y el ritmo de la atención a las personas.

Por otra parte, se informa de la puesta en marcha del proceso de acreditación como Escuela de Segunda Oportunidad para poder mejorar la atención a las personas sin empleo y sin formación entre los 16 y los 29 años.

Reforzamos nuestra política de alianzas para llegar a más personas y con mejores servicios

Además se destacan los acuerdos y buenas relaciones con Cáritas y con el Ayuntamiento de Vícar, los nuevos proyectos presentados como el de mantenimiento a la Consejería, el de “NOESSO al habla, te escuchamos” a la Diputación y Consejería de Salud, Proyecto II Fase Construcción Edificio de Usos Múltiples, proyecto Ser Distintos para personas con discapacidad y patología dual, la renovación de la certificación de calidad EFQM, la auditoría de calidad, entre otras iniciativas.

Tercer encuentro andaluz E2O

NOESSO participa en el tercer encuentro andaluz de las E2O

Manifiesto de la Federación ENLACE en el Día Internacional Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas

No bajamos la guardia en el Día Mundial de Lucha contra el Sida

Las entidades de adicciones recuerdan que siguen existiendo muchos retos en materia de VIH-Sida. Con motivo del 1 de diciembre, Día Mundial de Lucha contra el Sida, la Federación Andaluza ENLACE y sus 90 entidades, entre las que se encuentra NOESSO, recuerdan que no hay que bajar la guardia en materia de prevención y atención de VIH-Sida.

En las últimas décadas, importantes avances médicos han permitido, no solo tener una esperanza de vida igual a las personas no infectadas sin llegar nunca a desarrollar Sida, sino también mantener al virus indetectable y, por lo tanto, intransmisible. En este sentido, la labor de las instituciones y de las entidades sociales ha sido clave. En primer lugar, se ha facilitado el acceso a la prueba y al tratamiento, especialmente a los colectivos más vulnerables. Junto al tratamiento médico, se ha afianzado la importancia de cubrir otras necesidades vitales para lograr el éxito del proceso terapéutico, potenciando las intervenciones desde el ámbito psicosocial. Por último, la realización de numerosas campañas de prevención y sensibilización entre la población ha contribuido, no solo a reducir el número de transmisiones, sino también a mejorar el conocimiento de la enfermedad y la imagen social de las personas que conviven con el VIH-Sida.Pese a todos estos avances, si consideramos los objetivos propuestos por ONUSIDA para erradicar la pandemia en 2030 a nivel mundial, observamos que aún quedan importantes retos por delante y temas en los que hay que seguir incidiendo. A continuación, trataremos de exponer los aspectos que consideramos más urgentes en la prevención y atención del VIH-Sida en Andalucía, desde el ámbito de las adicciones.

Es innegable el hecho de que el perfil de persona con VIH-Sida ha cambiado y la vía de transmisión más frecuente ya no es el uso de drogas inyectables sino las relaciones sexuales. No obstante, factores como los nuevos usos de drogas en contextos de ocio, donde se dan prácticas sexuales de riesgo, o los flujos migratorios desde países donde el consumo por vía intravenosa sigue siendo habitual, no permiten bajar la guardia en la intervención desde el ámbito de las adicciones.

En primer lugar, entendemos que es prioritario continuar trabajando desde un enfoque integral, especialmente, con los colectivos más vulnerables como son las personas sin hogar, las personas en entornos de prostitución, las personas migrantes o las personas privadas de libertad. Así, las intervenciones específicas encaminadas a facilitar el acceso a los recursos sanitarios, en el caso de ciertos colectivos como pueden ser las personas sin hogar o las personas migrantes, tienen que ir necesariamente acompañadas de otro tipo de intervenciones que favorezcan el éxito del tratamiento. Facilitar el acceso a la prueba, hacer un acompañamiento en el proceso de la enfermedad o dotar de herramientas para mejorar los hábitos de salud sexual son aspectos clave, pero no podemos descuidar otros básicos como son la vivienda, el sustento, la atención psicológica o el acceso al mercado laboral.

Además, dentro de este enfoque integral, es esencial insistir en la importancia de que todas las actuaciones sean llevadas a cabo desde una perspectiva de género que atienda las necesidades específicas de cada persona. En el caso de las mujeres, es muy necesario incidir en materia de salud sexual y afectiva, fomentando el empoderamiento en cuanto a medidas de autocuidados, de manera que sean ellas quienes tomen la iniciativa y el control sobre la protección en sus relaciones. En el caso de los hombres, es necesario incidir en la disminución de la asunción de riesgos relacionados con las relaciones sexuales. Para ello, debemos seguir construyendo espacios de confianza desde los que abordar la atención de las personas con VIH-Sida partiendo de los condicionamientos de género.

En nuestro país, entre las mujeres, la transmisión heterosexual constituye la gran mayoría, con un 85,0% de los nuevos diagnósticos. Las mujeres se diagnostican cada vez a una edad mayor, y en una situación inmunológica peor que los hombres. Entre los nuevos diagnósticos de VIH en las mujeres, más de la mitad son en mujeres inmigrantes.

En materia de prevención, la reducción de la percepción de riesgo, especialmente entre la población más joven, ha favorecido en los últimos años el repunte de transmisiones no solo de VIH-Sida sino también y, de manera significativa, de otras enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la sífilis, la gonorrea o la clamidia. Además, como hemos apuntado anteriormente, ciertos contextos de ocio o nuevas prácticas como el ChemSex, donde se combina el consumo de sustancias con la práctica de relaciones sexuales, han favorecido una relajación a la hora de emplear métodos preventivos. Es urgente, por tanto, seguir apostando por medidas de prevención eficaces como puede ser la implantación efectiva de la profilaxis preexposición (PrEP), método que reduce el riesgo de contraer VIH-Sida, al tiempo que seguir promoviendo el uso del preservativo como único método efectivo para evitar la transmisión de las ETS.

La incorporación de la PrEP en la prestación farmacéutica del Sistema Nacional Salud a partir del 1 de noviembre es una de las grandes demandas alcanzadas este año y su implementación efectiva deber ser realizada con la mayor diligencia por las Comunidades Autónomas, de forma que el acceso a la misma sea equitativo y rápido en todo el Estado. La PrEP ha de servir para articular un nuevo abordaje de la salud sexual capaz de dar respuesta a las nuevas necesidades a las que nos enfrentamos y debe complementarse con mayores esfuerzos en el ámbito de la prevención, el diagnóstico precoz y el tratamiento temprano, porque en nuestro país más del 45% de nuevos diagnósticos son tardíos, lo que pone en riesgo la vida de las personas afectadas y ocasiona que el VIH siga expandiéndose.

Otra cuestión importante y menos abordada, es cómo afecta el envejecimiento a las personas con VIH-Sida. No es raro que quienes han sobrevivido a la enfermedad después de un largo proceso, hayan sufrido otras enfermedades oportunistas como la neumonía o la tuberculosis. Al llegar a una edad avanzada, estas personas ven mermada su salud más allá de los condicionantes propios de la edad. Si además la persona ha tenido una detección tardía o no ha sido tratada correctamente a lo largo de las diferentes etapas de la enfermedad, como ocurre a menudo entre los colectivos más desfavorecidos, la calidad de vida se reduce en mayor medida.

Por último, en relación a la evolución de la imagen social de las personas con VIH-Sida, son muchos los logros obtenidos gracias a numerosas campañas de sensibilización que, en los últimos años, han posibilitado la eliminación de prácticas discriminatorias como las que limitaban el acceso a determinados puestos de trabajo. Sin embargo, aún queda mucho por hacer en esta materia. Es preciso facilitar herramientas que ayuden a superar el estigma, proporcionar asesoramiento legal para luchar contra la discriminación y, en definitiva, fomentar una cultura de respeto e igualdad de oportunidades desde la Administración Pública y las organizaciones sociales para seguir avanzando hacia una sociedad más justa.

Desde el pasado 1 de diciembre hemos vivido en nuestro país momentos para la esperanza. Hemos asistido al final de las exclusiones de las personas con VIH en el acceso al empleo de la función pública, lo que supone un gran avance contra la discriminación y exclusión en el ámbito laboral, que se debe implementar con una adecuada legislación que impida la discriminación de las personas seropositivas tanto en el acceso al empleo como en su permanencia.

Durante el Día Mundial de 2018, el Ministerio de Sanidad lanzaba el Pacto Social contra la discriminación asociada al VIH. Un documento muy esperado e impulsado por el Plan Nacional del Sida con la participación de otros ministerios, sociedades científicas, universidades, sindicatos y sociedad civil, pero que tras un año de su presentación aún requiere de una implementación real y efectiva.

Existen otros muchos retos que abordar; las reivindicaciones de las personas supervivientes, la atención sanitaria en el medio penitenciario, la asistencia sanitaria a personas inmigrantes en situación irregular, la contribución de España a la respuesta global al VIH (en la que ya el Gobierno ha anunciado que aportará 100 millones de euros al Fondo Global para la Lucha contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis) y un largo etcétera que organizaciones que trabajamos en VIH seguiremos reclamando todos los días.

Alcanzar una generación libre de VIH es posible, pero sólo lo alcanzaremos si ponemos en primer lugar la lucha contra la serofobia y para eso debemos visibilizar a las personas con VIH que tantas veces son olvidadas.

NOESSO FIRMA UN CONVENIO DE COLABORACIÓN CON EL AYUNTAMIENTO DE LA MOJONERA PARA LA IMPLANTACIÓN DEL PROGRAMA ORIENTA ITINERANTE EN ESTE MUNICIPIO

El Alcalde de la Mojonera, José Miguel Fernández García, y la presidenta de NOESSO, María Luisa Martín Rodríguez, han firmado un Convenio de Colaboración, para la implantación del Programa Orienta Itinerante, de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo, de la Junta de Andalucía.

La iniciativa pública y privada suman fuerzas y apuestan por la orientación de las personas desempleadas

Asociación y Ayuntamiento firmaron en la Sala de Plenos del Consistorio, un acuerdo para hacer efectivo el servicio de orientación a las personas desempleadas de La Mojonera, financiado por la Consejería de Empleo, en el marco del Programa ORIENTA.

Es obligación de los poderes públicos, en el ejercicio de sus competencias, remover los obstáculos para que todas las personas gocen de la libertad y la igualdad para desarrollar su vida de manera normalizada e integrada socialmente. La Asociación NOESSO (No Estás Solo), por su parte, recoge entre sus fines la atención a las personas y colectivos en situación o riesgo de exclusión social. Por tanto, ambas entidades, Ayuntamiento y Asociación, en el ejercicio de sus competencias y fines, han acuerdado firmar un convenio de colaboración y ayuda mutua para el mejor desarrollo de este servicio a los ciudadanos.

Tener o no tener un empleo es la delgada línea que separa la integración de la exclusión social

Carecer de un empleo es uno de los factores que provocan un mayor riesgo de exclusión sobre las personas, y no solo de participación económica, sino que a la vez el desempleo supone pérdida de autoestima y cierra a quien lo padece y a su familia vías de participación y desarrollo personal y social. Aquí se cumple el conocido adagio de que «lo adecuado es enseñar a pescar y no dar el pez». Orientar la búsqueda activa de empleo, entrenar y desarrollar habilidades sociales, ofrecer herramientas para responder a las exigencias y requerimientos de las empresas, empoderar a las personas desempleadas… son el mejor servicio que podemos ofrecer para luchar contra la exclusión social y laboral.