NOESSO con las víctimas y sus familias. Nada puede justificar esta barbarie y menos aún pretender hacerlo en nombre de Dios

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.